3 Comments

  1. […] 4.Los preparativos del paseo en casa: tranquilos y calmados. No sobreexcitarle con palabras de ánimo, hablar poco (o mejor nada). Prefiero evitar comandos y “órdenes”, ni para poner el arnés o correa, ni para atravesar puertas dado que si es posible prefiero darle naturalidad y dejar que todo fluya de forma normal. No te pelees con el perro por salir o pasar primero por las puertas. ¿Piensas que se va a creer el jefe por eso? Ponte en su perspectiva y date cuenta que convives con un animal que no puede ni siquiera hacer sus necesidades cuando desea, ni comer cuando desea y al que llevas limitado con una correa a casi todas partes sin capacidad de decidir la dirección. Ahora vuelve a pensar… ¿crees que se creerá el jefe de algo por pasar primero por un sitio? (enlace sobre dominancias) […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la siguiente operación : Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.